Now Reading
7 de cada 10 dependencias de la CDMX no son transparentes en sus contratos.

7 de cada 10 dependencias de la CDMX no son transparentes en sus contratos.

7 de cada 10 dependencias de la CDMX no son transparentes en sus contratos.

El Tianguis Digital fue una de las apuestas principales de Claudia Sheinbaum para impulsar la transparencia en las contrataciones públicas del gobierno de la Ciudad de México durante su administración. De acuerdo con ella, los resultados fueron tan buenos que en su propuesta de política anticorrupción como candidata presidencial, presentada junto con Javier Corral el 1° de abril, se pretende replicar este modelo que, en sus palabras, fue parte de los éxitos que le permitieron tener “100% de transparencia por dos o tres años consecutivos” y “premios nacionales e internacionales”.

Sin embargo, el Tianguis Digital es una herramienta inoperante en la que actualmente no existe información de un solo contrato del gobierno capitalino entre 2019 y 2024. Para tratar de corregirlo, en el sitio se invita a los ciudadanos a consultar las páginas individuales de transparencia de cada institución de la CDMX. Al revisarlas, identificamos que 7 de cada 10 dependencias del Gobierno de la Ciudad de México tienen información incompleta, desactualizada o simplemente no presentan ningún dato sobre sus contratos. Los problemas de opacidad son tan graves que incluso se han emitido sentencias judiciales por violaciones al derecho a la transparencia y acceso a la información.

Premios a las buenas intenciones

En febrero de 2019, Claudia Sheinbaum presentó un nuevo sistema de compras públicas para la ciudad que concentraría toda la información de los procesos de contratación, desde la planificación y celebración de concursos, hasta el pago y ejecución de los contratos. En esa estrategia, el Tianguis Digital sería la pieza central, pues se trataba de una herramienta diseñada y desarrollada por la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), en colaboración con la Secretaría de Administración y Finanzas (SAF), en la que se prometió que “se abrirán datos sobre los contratos del gobierno de la Ciudad de México para que la ciudadanía pueda vigilar la forma en que se invierten los recursos públicos”. Cinco años después, el Tianguis Digital no tiene información de cómo se ha ejercido un solo peso de los contratos públicos capitalinos.

La innovación del Tianguis Digital, y que explica por qué efectivamente ha recibido múltiples premios nacionales e internacionales, es que creó “módulos” con información útil para realizar y transparentar los procesos de planificación de compras. Por ejemplo, se creó un “módulo” denominado “Oportunidades de negocio”, en el que se concentran y publicitan las convocatorias para nuevos contratos, así como un “Padrón de Proveedores” centralizado para el registro de los posibles contratistas de la ciudad. Por estas acciones la herramienta ha sido reconocida por instituciones como la OCDE o el Banco Interamericano de Desarrollo.

Sin embargo, los datos sobre cómo se planea comprar no sirven de nada si no se tiene información de cómo se contrató realmente. Si no se sabe cuánto dinero se pagó o quién recibió los recursos, es imposible hablar de un “100% de transparencia” y mucho menos de ofrecer herramientas para combatir la corrupción. El problema es que el Tianguis Digital no tiene información de ningún contrato celebrado por el gobierno de la Ciudad de México, por lo que todos sus datos se limitan a hablar sobre los planes o intenciones de contratación, más no sobre los resultados reales.

La evidencia más clara y fácil de corroborar de este fracaso es que al entrar al sitio de la herramienta digital, lo primero que aparece es un mensaje que dice: “Consultar los datos sobre las contrataciones de la ciudad es muy fácil. Hazlo en tres simples pasos”. Esos tres pasos implican, en realidad, revisar individualmente las páginas de transparencia de cada una de las dependencias capitalinas, que además están divididas en múltiples bases de datos para cada tipo de procedimiento y año. En total, se necesita navegar y descargar más de mil hipervínculos diferentes para poder consultar los datos sobre las contrataciones de la ciudad.

Fácil, como prometen, no es. Además, la información que está en esos sitios dista mucho de estar completa, pues hay dependencias que no tienen información de múltiples años, otras presentan datos contradictorios con respecto a lo que reportan en otros espacios, como la Plataforma Nacional de Transparencia, y en algunos casos simplemente no hay ninguna base para descargar.

Página de inicio del sitio Tianguis Digital

La primera vez que denunciamos las promesas incumplidas sobre el Tianguis Digital fue en marzo de 2023, cuando publicamos una investigación en que analizamos las fallas de esta plataforma. En ese entonces el sitio no mostraba el mensaje que actualmente se despliega, por lo que realizamos una solicitud de transparencia para obtener todos los contratos que no se estaban difundiendo. Para nuestra sorpresa, la administración de Claudia Sheinbaum nos terminó entregando discos con información incompleta, carpetas vacías y documentos escaneados.

En diálogos con las autoridades, se comprometieron a que a partir del segundo semestre de 2023 comenzarían a publicar información en el Tianguis Digital, aunque advirtieron que los datos de 2019 hasta ese momento no estarían disponibles. El 24 de marzo de 2023, la entonces Jefa de Gobierno dijo “no somos iguales. Si falta algún contrato, pues se sube a la plataforma”. Adicionalmente, descalificó la investigación y dijo que todo era mentira; su argumento, al igual que hoy, fue que había muchos premios que mostraban lo contrario: “Mexicanos Contra la Corrupción es un grupo político porque lo que busca es manchar un gobierno que se ha caracterizado con diversos premios por la transparencia”. Un año después, ni se cumplió con la promesa de subir los contratos posteriores a 2023 ni se tiene información completa sobre los contratos de los cuatro años previos.

Precisamente por ello, el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México recibió una demanda realizada por una organización de la sociedad civil para inconformarse por estas irregularidades en transparencia. De acuerdo con una sentencia emitida el 15 de diciembre de 2023, en el juicio de amparo 1394/2023: “al omitir publicar la información en el denominado Tianguis Digital, se violan disposiciones en materia de transparencia y acceso a la información”, por lo que ordena que se corrija la situación. Adicionalmente, se reconoció a través de esa misma sentencia que “en el presente caso, se violan en perjuicio de la quejosa, no sólo el derecho de transparencia, a una tutela judicial efectiva y a una buena administración pública […] incurriendo en una serie de ineficiencias e ineficacias que únicamente provocan barreras y obstáculos al respeto de derechos fundamentales.” Otra propuesta del plan anticorrupción de la candidata Claudia Sheinbaum es llevar el derecho a una buena administración pública a la Constitución.

69% de opacidad

Además de que el Tianguis Digital por ley debe registrar las contrataciones de todas las instituciones públicas, cada dependencia tiene, además, un portal de transparencia, que es a donde actualmente se invita a revisar para conocer los contratos. En total, suman 88 instituciones de la Ciudad (sin contar las alcaldías) y se dividen en secretarías, órganos desconcentrados, órganos descentralizados, órganos paraestatales y auxiliares, y órganos de apoyo administrativo. Las contrataciones públicas representan un porcentaje muy importante del gasto del gobierno capitalino, pues son 25% del presupuesto total de cada año. Analizamos cada uno de estos portales de transparencia buscando información de las contrataciones públicas desde 2019 y hasta 2023.

See Also
La gestión del agua no es una prioridad en México

Al 69% de las plataformas revisadas les falta al menos un año de información, es decir prácticamente 7 de cada 10 de las instituciones tienen opacidad en sus contrataciones públicas. Un total de 61 instituciones se encuentran en esta situación. Del total de portales de transparencia, 1 de cada 5 no tiene siquiera una base de datos o hipervínculo para consultar la información de contratos o su liga se encuentra rota, lo que implica que incumplieron totalmente con sus obligaciones de transparencia. Es importante mencionar que esta cifra de 69% de datos opacos e incompletos representa un empeoramiento con la revisión que realizamos el año pasado, pues cuando se verificó esta información en 2023, los problemas se limitaban a 45% de las bases de datos de las instituciones. Es decir, la opacidad en la información de los contratos disponible en los sitios de transparencia de las instituciones del gobierno de la Ciudad de México ha crecido 60% con respecto al año pasado.

Hay casos que son desconcertantes, pues al visitar los sitios no hay información ni hipervínculos de ningún año de 2019 a 2023, como sucede en el caso de la propia Secretaría de Administración y Finanzas, la Secretaría de las Mujeres o el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia. En otros episodios, solo hay datos de algunos años, como sucede en la Secretaría de Seguridad Ciudadana, que solo tiene información de 2019.

En esta base de datos que hemos creado puede consultarse el detalle de cada una de las dependencias que revisamos.

Por si estos problemas no fueran suficientes, la poca información reportada en los sitios de transparencia tampoco coincide con lo que se reporta por ley en otros lugares, como la Plataforma Nacional de Transparencia operada por el INAI. Al revisar lo que las dependencias reportan en esa plataforma, la información también tiene discrepancias. Un par de casos de información de 2023 ejemplifican estas diferencias. Por un lado, la propia Jefatura de Gobierno tiene registrados en la PNT un total de 43 contratos, mientras que en su portal de transparencia únicamente registraron 27. Por el otro, la Secretaría de Inclusión y Bienestar reportó en la PNT 41 contratos, mientras que en su propio portal tiene más del doble de procedimientos, un total de 99.

En síntesis, ninguna de las múltiples fuentes de información ni promesas de nuevos sistemas ofrece información completa, confiable y transparente de todos los contratos de la Ciudad de México. Lo que tenemos son pedazos de bases de datos incompletas, plataformas premiadas pero inservibles o promesas de que, algún día, tendremos algo de información. En el nivel federal también tenemos graves problemas de transparencia en los contratos, como hemos documentado ampliamente en el proyecto de Nuestro Dinero, y por eso es atractivo escuchar propuestas que pretenden mejorar estos sistemas. Sin embargo, no podemos creer ciegamente en las promesas si ya tenemos evidencias de en donde terminaron en el pasado. Las políticas públicas se miden por sus resultados, no por sus intenciones.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top